Confrontation: Dogs of War

Para todos aquellos jugadores de Confrontation
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [Incarnates de los Libros de Ejercito] -Wolfens- Serethis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kaguemusha
hombre-perro
avatar

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 06/02/2010
Edad : 26
Localización : El Erratum, Cadwallon

MensajeTema: [Incarnates de los Libros de Ejercito] -Wolfens- Serethis   Lun Mar 08, 2010 7:02 am

SERETHIS
“Deberías de saber que un cazador nunca se rinde ante una presa. El tiempo para la matanza ha llegado...”
Encarnacion.

Serethis es un huérfano. Fue adoptado por una manada de wolfens nómadas que viajaba a través del bosque de Diisha. Bajo su tutela, se aventuro a las planicies de Avagddu en donde las presas abundaban y las manadas eran menos sobreprotectoras. Se ajusto a esta vida nómada como cualquier otro cachorro de la manada, siguiendo los rebaños de abrevadero en abrevadero.
Esta vida viajera tomo un giro trágico cuando el camino de la manada se cruzo con el de una banda de Drune. Los Drune les superaban en número; y a pesar de sufrir muchas bajas, lograron matar a todos los guerreros de la manada.
Una de las hembras de la manada que se había rezagado tomo a Serethis y a otros dos jóvenes wolfen que no eran los suficientemente viejos para pelear a su lado. Corriendo tan rápido como les era posible, se dirigieron al norte tratando de perder a los Drune que les mordían los talones. Vivieron de esta forma por varias semanas, preocupada por que sus enemigos les diesen alcance y cuidándose de esclavistas goblin, que no vacilarían para venderlos en el mercado.
Deteniéndose solamente de forma breve, los wolfen eventualmente alcanzaron la seguridad de los bosques de Diisha. No les tomo demasiado tiempo encontrar una manada local. Pidieron que se les permitiera unirse a la manada. Viendo a los tres jóvenes wolfen y a la exhausta hembra, el líder fue mas conciliador de lo normal, consiente de las penurias que tuvieron que atravesar para llegar hasta el bosque de Diisha. Después de pensar acerca de ello, se les permitió unirse a la manada.
Serethis, quien ya había tenido que integrarse a una nueva manada antes, se adapto más fácilmente y más rápido que los demás supervivientes. Como un colmillo joven, se unió al grupo de cazadores y aprendió de ellos como cazar y emboscar a su presa.
Cuando el tiempo llego para probar que era un adulto, el líder de la manada lo envió al túmulo de Tyresiax el Escriba. Contaban los rumores que un guardián había encontrado su tumba y que ahora la vigilaba de cerca. Pero los scouts de la manada habían avistado humanos deambulando en el área. Regresar con la cabeza de uno de esos invasores era la oportunidad perfecta para que Serethis probara su valía y valor.
Serethis se embarco entonces al túmulo de Tyresiax, esperando encontrar el rastro de los humanos. Su búsqueda lo llevo a un campamento abandonado en el que encontró una fogata extinta y huellas. Mientras seguía las huellas no se percato de los humanos que le seguían. Unos cuantos de los invasores se habían quedado atrás para cubrir las huellas de sus compañeros. Cuando los centinelas avistaron al wolfen, se extendieron en silencio para tenderle una emboscada y eliminarlo. Afortunadamente para Serethis, estas maniobras no pasaron desapercibidas: otro wolfen llamado Isakar también seguía sus rastros. Viendo que el joven cazador se transformaba en la presa, Isakar y sus wolfen atacaron. Alertado por los gritos de guerra, Serethis alzo su cara y comprendió que tonto había sido. Después de percatarse de la situación, Serethis se arrojo hacia la batalla para asistir a los wolfen que habían llegado para rescatarlo.
Una vez que el ultime humano había huido, Isakar saludó a Serethis. Después de una rápida conversación, se ofreció a escoltar a Serethis a la tumba de Tyresiax. Ahí se encontraron con Deliox, el guardián de la tumba, quien les conto la historia del primer escriba wolfen.
Serethis fue invitado por Deliox a permanecer unos cuantos días a su lado. Ambos se despidieron de Isakar y sus acompañantes. Cuando el tiempo de partir había llegado para Serethis, el joven colmillo dejo a Deliox para regresar a su manada a regañadientes. Había fallado en su búsqueda. Sin la intervención de Isakar habría muerto irremediablemente. Además, no podía llevar consigo trofeos de presas a las cuales el no había dado muerte. Serethis le conto amargamente a su manada acerca de su fallo. Muy Decepcionado, el líder lo exilio, prohibiéndole utilizar el nombre de la manada o de poner un pie en su territorio.
Serethis, quien ahora contaba con cierta experiencia en la soledad decidió unirse a Deliox. Contento con la compañía, el guardián de la tumba lo tomo bajo su protección y decidió terminar de educar a Serethis el mismo. Noche tras noche, el viejo guardián le narraba la historia de Tyresiax y los worgs. Le transmitió conocimiento que el mismo había aprendido de las runas en el túmulo de los worgs. Un día mientras había partido por agua, Serethis se percato de una extraña niebla que cubría el agua dentro del pozo. Escucho el sonido de agua hirviendo que aumentó hasta transformarse en un fuerte gorgoteo. Serethis escudriño la niebla pero no pudo descubrir su punto de origen. Mientras se acercaba al borde del pozo, una columna grande de agua salió disparada en forma de fuente. El wolfen fue arrojado de espaldas. Sacudiendo su cabeza, vio a su agresor tomar forma. Brazos translucidos y una cara humanoide aparecieron en la columna de agua. Antes de que pudiese pronunciar palabra alguna, el elemental de agua se arrojaba sobre el. Hablaba en un lenguaje que Serethis no entendía, pero su intención era clara: lo quería ver muerto.
Guida por sus instintos, Serethis eligió atacar al elemental. Desafortunadamente, sus golpes resultaban inútiles pues sus puños se hundían en el cuerpo acuoso de su enemigo. El impotente Serethis fue empujado a la fuente. Trato de tomar aire pero inmediatamente sintió que algo lo arrastraba hacia el abajo. Serethis sintió que sus ojos se cerraban. Sus manos podían sentir la arena del fondo del pozo. Mientras sentía que la muerte lo tomaba, su mano se cerró sobre algo. En un último y desesperado asalto, apuñalo lo que creía que era el brazo de la criatura. Hubo un cegador destello y Serethis fue arrojado fuera del pozo.
El joven cazador aterrizo en las rocas cercanas a la fuente. Podía escuchar un gruñido saliendo del pozo. Jadeando y esforzándose por tomar aire, contemplo la lanza que sostenía en sus manos.
Contento por haber evadido a la muerte una vez mas, Serethis corrió y le conto a Deliox acerca de lo sucedido y le mostro la lanza. Después de hablar de ello, concluyeron que debía de ser un regalo de parte de Yllia. Por alguna razón desconocida para Serethis, su mirada se había fijado en el y había tornado el artefacto unos de sus elixires. Ahora él era un Encarnado.
Los años fueron y vinieron, hasta que un día sintió el deseo de dejar a Deliox y su pacifico refugio para adentrarse hacia las profundidades del bosque de Diisha. Ahí perfecciono su arte y descubrió las propiedades mágicas de la lanza. Cuando entraba en contacto con el agua, creaba una cortina de niebla que ocultaba al que la poseía y a aquellos a su alrededor.
Varias veces, la lanza lo ayudo a franquear a grupos de cazadores wolfen sin ser visto. Pornto los rumores del cazador invisible se esparcieron en la manada que habitaba en el bosque de Diisha.
Serethis eventualmente revelo su presencia y se gano el reconocimiento de los líderes de manada al luchar a su lado en muchas ocasiones.
Ahora que el Rag’Narok se esta librando, Serethis esta contento de poder asistir a los de su especie y prestar sus talentos a otras manadas. El hecho de que no se encuentra atado a ningún grupo en específico le permite viajar de un grupo al siguiente. Se une a la manada por la duración de la batalla y entonces parte. Va a donde sea que Yllia quiera que se dirija. Serethis es considerado el campion de los cazadores wolfen, y esta feliz por enseñar a otros lo que se le ha enseñado ael. Justo como Deliox hizo por el, no titubea en tomar jóvenes wolfen para perfeccionar sus entrenamientos y hacer de ellos valientes guerreros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
[Incarnates de los Libros de Ejercito] -Wolfens- Serethis
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Costes en puntos distintos reglamento/libros ejercito
» ¿que prefieren los libros o la pelicula?
» Libros relacionados con la dinastía Tudor (históricos y ficción)
» Enlaces de interés para Bolt Action
» LIBROS DE MAGIA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Confrontation: Dogs of War :: Las Forjas de Tir-na-Bor :: Historias y trasfondo-
Cambiar a: