Confrontation: Dogs of War

Para todos aquellos jugadores de Confrontation
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [Retratos Cry Havoc] - AYANE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Errtu
Paladin
avatar

Cantidad de envíos : 321
Fecha de inscripción : 14/07/2008
Edad : 35
Localización : Caer Maed

MensajeTema: [Retratos Cry Havoc] - AYANE   Jue Nov 05, 2009 2:32 pm




Allí, justo en plena reyerta, los cañones de sus armas me apuntaban, vi detenerse el reloj de la plaza. Mis manos, azules por el frío de la temporada de los murmullos, apenas podían sostener mi espada, ¡y sin embargo me sentía tan orgulloso! Ayane estaba de espaldas a mí y susurraba palabras tranquilizadoras que no alcanzaba a oír, pero fueron directas a mi corazón.
Ayane... mi mentor, mi amor, mi señora, que dependía de mí en ese preciso momento, que necesitaba mi apoyo. Con quien contaba.

No teníamos ni la mas remota posibilidad de sobrevivir. Iba a morir. La nieve iba a cubrir mi cuerpo enroscado como el de un perro y sería olvidado. Iba a morir con ella y ese pensamiento me hacía sentir bien.

La primera bala me impactó en el pecho. Toda la nieva se iva volviendo roja. Díos mío! iva a inundar la calle entera! El miembro de la Liga Libre rió. No debieron.

Ayane me habló a la oreja. Me sonrió gentilmente mientras contaba "1...2....3...."

Estaba muerto, era obvio. Obvio y disparatado. Los muertos no se levantan, no. Ellos no gritan y ensartan a los tiradores que los habían emboscado. Mi cuerpo actuaba por si mismo. Me convertí en la Máquina. Había entrado en su mundo donde la oscuridad brillaba mas intensamente que los soles de Aarklash.

El dolor me había dado fuerza. Me había revelado otro yo que no conocía. Maté al primero de ellos, su risa acabó con un desagradable gorgoteo. Él todavía me miraba, mudo, mientras deslicé mi espada bajo el gorjal para cortar su garganta.

¡Miliciaaa!, gritó uno de ellos mientras desaparecía en los brazos de Ayane.

Entonces se desató el caos. Venían de todas partes. El ruido de sus pisadas, el olor de la pólvora, las órdenes mezcladas con los lamentos de los heridos. No podía haber tantos de ellos. Conté en silencio. Había matado a ocho. Ayane luchaba con furia, rodeada por un grupo de otros seis, pero ¿contra quien estábamos luchando?

Solo lo comprendí al final, cuando la plaza se sumió en un blanco silencio. Vi los uniformes de los milicianos. La gorra del capitan flotaba en un charco de barro. Los dos que yacían a mis pies no tendrían mas de 16 años. Toda mi alegría se desvaneció, caí de rodillas y comencé a llorar y vomitar al mismo tiempo.

Ayane gritó, ese grito. Un grito de dolor atroz. Sin embargo, también de victoria. Ella estaba atacando un cadaver con una lluvia de incotrolados golpes. Se había vuelto loca. Se volvió hacia mí y vi que ella también lloraba.

Estaba acribillado a balazos . Ella se acercó y con cuidado desató la cota de cuero con malla para echar un vistazo a mis heridas. No sé lo que encontró. Cinco, quizá seis heridas de bala.

"Has estado genial, Caplan"

¡Su voz era tan suave! Pasé mi mano por su pelo y se inclinó para beber del mal sabor de mi boca.

Se desabrochó el corpiño de seda y me dio sus pechos como si fuese un bebé. Cuando se quitó las botas de caña alta con un tintineo metálico, me sentí arrastrado a la deriva por un negro remolino. Sólo mi estado de excitación me mantuvo despierto.
Intenté torpemente resistirme. No quería satisfacer mis deseos entre cadáveres, sobre el sucio suelo de la escena de la masacre, sin embargo, sin darme cuenta, lentamente flotaba en la inconsciencia.

Aquí y allá mordió con fuerza mi entumecido hombro y me abofeteó con todas sus fuerzas. Ella hacía cosas extrañas que provocaban que todos los músculos de mi cuerpo se tensaran y reanimaba las llamas de mis venas moribundas.
Su fría y fija mirada me dejó paralizado en el suelo como a una mariposa clavada a una tabla. En ese momento me habría quitado la vida sin dudarlo un instante si ella me hubiese pedido hacerlo.
Ella era todo y yo no era nada. ¿Quería hacerme sentir así? ¿Quería hacer su victoria absoluta incluyéndome entre sus víctimas?

Los refuerzos de los Barqueros llegaron. Moviéndose muy lentamente Ayane se levantó, recogió su ropa de seda y de metal y salió de la plaza, sin decir una palabra o lanzar una mirada. Los Barqueros me pusieron en un carro y luego me desmayé.
Esa fue la última vez que te vi, Ayane. Desde entonces, cada día me pregunto por qué hiciste eso. Pero ahora sé el secreto: el amor y la muerte son los que cuentan en este mundo, todo lo demás es fútil.




Tan pronto como estaba fuera de la vista, Ayane empezó a correr. Las lágrimas rodaban por sus mejillas. Ella sufría espasmódicas arcadas mientras huía, atrayendo así la atención de las almas caritativas en la calle que conduce al barrio de la Buena Mina. A unos pocos metros más se desplomó cobijada en una entrada de carruajes.

“se encuentra bien, mi joven dama?”, pregunto un aprendiz de panadero cubierto de harina quien se detuvo frente a ella.

Ayane conocía el dolor. El dolor atroz... Siempre había sido capaz de aguantarlo. Él la miraba. Ella no podía darse por vencida, no allí, no ante aquel chico.

"¿Le atacaron, señora?"

La gente empezó a detenerse en torno a ella, curiosa. Hizo acopio de sus últimas fuerzas y se puso en pié.

"Estoy bien"

¿Y si ella llegara a volverse como él? Todo lo que podía pensar era en una cosa: los baños. Su aroma floral y el agua con que limpiarse y parecer intacta una vez mas.
Ayane continuó caminando, trastabillando. Estaba casi desnuda, con la espada desenvainada en una mano y sus pertenencias presionadas contra su cuerpo en la otra. No tenía orgullo, no tenía autoestima. Vió los antiguos edificios y los transeúntes del elegante barrio entre la confusión que reinaba en su mente.

En la entrada subterránea a los baños se desmayó sobre los fuertes brazos del minotauro que custodiaba la puerta.

- Señorita ‘Yane no puede entrar con eso.

- Déjame... Déjame entrar, Dôzer

Dôzer se rascó la cabeza, la situación era complicada, y le caía bien la señorita ‘Yane. En una ocasión le salvó. Y ella estaba llorando. El coloso hizo lo único que podía hacer. Cogió la espada de las manos de Ayane y la vistió el mismo.

- Ahora eres mi pequeña, señorita ‘Yane.

Como respuesta, Ayane dio un abrazo a la gran bestia y luego desapareció bajo los arcos hacia su piscina favorita de negras aguas que solo ella usaba.

En segundos estaba desnuda. El agua caliente cubrió su piel clara, formando una película opaca. Se dejó llevar, flotando y hundiéndose en la piscina hasta que las turbulencias la atraparon. Cerró sus ojos para ver una lengua ophidea sumergirse en el corazón de una rara orquídea. Ella era una serpiente y estaba a punto de cambiar de piel.
Ayane sentía como si la hubiesen violado. Recordó la mirada de Caplan, su boca gritando ‘¡vas a matarme!’ mientras trataba desesperadamente de mantenerlo con vida. El creía que ella era fuerte. Que equivocado estaba...

La escena corrió ante sus ojos en cortos destellos. La bofetada, el mordisco, los adoquines de la plaza clavados en sus rodillas, la sangre fluyendo de las heridas del pecho de Caplan, y su oración a todos los dioses en quienes nunca había creído. “Oh Salaüel, Merin y Vortiris, mantenedle despierto, os lo ruego, mantenedle despierto.”

Fue horrible ver como brotaba su sangre, pero debía ser salvado y la única solución que encontró Ayane fue hacer uso de la fuerza del Deseo. Ella había manipulado los sentimientos del Barquero cuando no podía tener ninguno ella misma. Pero ¿que habría pensado? ¿Que el olor de la sangre despertaría el deseo en ella? Que gozaría del placer en medio de la masacre? Pobre necio.
Algún día le mataría por ello. La vida era de hecho una cosa muy extraña, pensó Ayane recordando que ella salvó a Caplan, dándole su dolor. Se encogió de hombros y se acurrucó sobre la fría piedra que rodeaba la piscina. Le gustaba su tacto duro que sentía casi como una coraza protectora.
Calmada al fin, se durmió profundamente.

Traducida por Errtu
Revisada por Winterblue



Última edición por Errtu el Lun Nov 16, 2009 2:23 pm, editado 4 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Errtu
Paladin
avatar

Cantidad de envíos : 321
Fecha de inscripción : 14/07/2008
Edad : 35
Localización : Caer Maed

MensajeTema: Re: [Retratos Cry Havoc] - AYANE   Jue Nov 05, 2009 2:54 pm

Por fin traducido el primer relato que ha caído en mis manos, pido perdón por la traducción, mi nivel de inglés no es demasiado alto (gracias por la ayuda ángel Xp), y para colmo, el texto traducido estaba a su vez traducido del francés, así que ya podeis imaginaros...

Espero que guste, a mi me ha fascinado este personaje, acabaré leyéndome la novela de S'erum para saber mas de ella aunque está en perfecto inglés XD.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Winterblue
Paladin
avatar

Cantidad de envíos : 113
Fecha de inscripción : 28/07/2008
Localización : South Park, Colorado

MensajeTema: Re: [Retratos Cry Havoc] - AYANE   Jue Nov 05, 2009 5:33 pm

Seis días atrás sonrió cuando le llegó un rumor que sus hermanos del Orgullo compartieron con él tras una visita a Cadwallon. Hablaron de una nueva miembro de una Liga Libre con una gran cicatriz, que iba camino de convertirse en leyenda. No pudieron decir por qué, pero afirmaronque en su hombro llevaba una gran tatuaje en forma de serpiente.

La cita es de las Cenizas de la Cólera, aunque si no recuerdo mal también aparece en una de las cartas de Ayane.

Sin lugar a dudas, un personaje para recordar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
The ripper
Paladin


Cantidad de envíos : 82
Fecha de inscripción : 05/12/2009

MensajeTema: Re: [Retratos Cry Havoc] - AYANE   Miér Dic 30, 2009 2:18 pm

Interesante relato. Me ha gustado bastante. EL libro va de ayane tambien?
Si es asi me lo tendre q pillar XD. Y a si practico el ingles.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Winterblue
Paladin
avatar

Cantidad de envíos : 113
Fecha de inscripción : 28/07/2008
Localización : South Park, Colorado

MensajeTema: Re: [Retratos Cry Havoc] - AYANE   Miér Dic 30, 2009 5:28 pm

El libro es de S'Erum, en él te enteras bastante de la cultura ofidia y trae algo de Cadwallon (el Erratum está bajo la ciudad), también aparecen los Huérfanos de Mankenz (una compañía de mercenarios que sirven la Logia de Hod) que son los que quieren pasar a cuchillo a los culebrillos. Ayane sale más bien poco, está más que nada para darle la réplica a S'Erum cuando hace falta, pero hacer, lo que es hacer, en la novela no hace mucho.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: [Retratos Cry Havoc] - AYANE   

Volver arriba Ir abajo
 
[Retratos Cry Havoc] - AYANE
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Lavis Havoc ID
» Todos-Los recursos de ayene-chan
» La emperatriz Isabel
» ? First Contact ? [ Priv Reisaku]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Confrontation: Dogs of War :: Las Forjas de Tir-na-Bor :: Historias y trasfondo-
Cambiar a: